CARTA A UN ALCALDE… ( O EX)

26 09 2008

“ Borrador de carta redactada para ser enviada al Alcalde de la Comuna de los Álamos.”

Luis Humberto Burgos junto a sus Hijos patricia y Raul y su nieto Rodrigo.

Luis Humberto Burgos junto a sus Hijos patricia y Raul y su nieto Rodrigo.

Estimado señor Alcalde de la Comuna de Los álamos, por medio de la presente le envío un afectuoso saludo y a la vez deseo, a titulo personal, tenga a bien revisar junto a su honorable concejo municipal la petición que paso a exponer:

Si bien es cierto, nací en Cañete, pasé momentos inolvidables en la comuna que usted dirige, junto a mis tíos y primos, con los cuales corríamos sin parar por las calles, nos montábamos a las torres del ferrocarril, y nos escondíamos en cualquier rincón de la plaza, en interminables jornadas de juegos infantiles, todo esto, cuando los fines de semana viajábamos en familia a visitar a nuestro Abuelo “Lucho”.
Luis Humberto Burgos Sánchez, mi Abuelo, vivió y trabajó toda su vida en Los Álamos (hasta el día de su muerte), primero como “Guarda Hilos***”, luego como “Cartero”, su gran pasión, hijo de María Santos Sánchez Flores, conocida modista de la Época.
En esos tiempos, el único medio de comunicación o mejor dicho el medio del pueblo eran las cartas, ya que el teléfono era muy caro, y ni hablar de los telegramas, por lo tanto Correos de Chile era la solución. Ahí estaba mi Abuelo “Lucho”, como todos lo conocían y le decían cariñosamente, con paso firme, y su bolso repleto de mensajes, algunos con buenas noticias y otros no tanto, pero, ahí estaba. El viento y la lluvia no impedían que cumpliera su labor, esa era su pasión hasta la hora de su muerte, un 17 de Enero de 1990, cuando luego de realizar su turno de día, vuelve a su casa, recostándose un momento en la cama, de la cual nunca más se levantó.
Murió tranquilo, sin dolor, y con la convicción de haber realizado su trabajo, al cual le entregó su vida, ya que decía verse reflejado en las caras de felicidad de las personas a las cuales entregaba buenas nuevas en la correspondencia.
Recuerdo el día de su muerte como si fuera hoy, tenía recién 10 años, recuerdo a mis Tíos llorar, carreras de un lado a otro, en fin, mucho revuelo, que es lo normal en estos casos, pero, debido a mi corta edad no entendía muy bien o no le tomaba el peso a lo que había sucedido, hasta que el destino me llevó a trabajar a Los Álamos, donde, por mi apellido ”Burgos” se acercaba mucha gente a preguntarme si era pariente de don “Luchito” y me contaban anécdotas e historias de mi Abuelo, que me hacían sentir orgulloso y darme cuenta de lo mucho que lo querían.
Cometió muchos errores, y eso lo sabe toda la familia, pero, nunca fue una mala persona, siempre pensaba en los demás, muchas veces dejando a su familia de lado. Buen Abuelo, cariñoso y preocupado, especialmente conmigo, a lo mejor porque era el retoño de su “Conchito” (su Hija menor).
Junto a mi familia viajamos periódicamente a Los Álamos a visitar a la esposa de mi Abuelo, que aún vive allá; a amigos de toda la vida, y por supuesto el Cementerio Municipal, donde están los restos de mi Abuelo.
Siempre comentamos lo mismo, Los Álamos es un pueblo generoso, que no se olvida de su gente, tratando de mantener vivo el recuerdo, ya sea en Colegios, Instituciones o en calles, pero, en el caso de Luis Burgos, es distinto, parece que nunca hubiese existido, como que de un momento a otros se olvidó de lo que el representó para la comuna, su recuerdo desapareció, llevado por algún temporal de esos que azotan la zona en invierno.
Por tal motivo, estimado señor Alcalde, es que, como Nieto del Gran Luis Humberto Burgos Sánchez, Cartero de profesión de la Comuna de Los Álamos, una persona que entregó su vida por su querido pueblo, es que vengo en solicitar un reconocimiento para él, para ese hombre que no importando las inclemencias del tiempo o sus estados de salud día a día trabajaba por mantener a las familias conectadas, comunicadas con el exterior, informadas.
Creo que no estoy pidiendo mucho, tampoco es para mí, si no, para que las nuevas generaciones de Alameños, por todos los Carteros de Chile y por que no decirlo de mi familia sepan que en Los Álamos alguna vez existió un gran hombre, mi Abuelo, Luis Humberto Burgos Sánchez.

Desde ya muchas gracias.

Sin Otro particular.

Atentamente

Carlos Mauricio Burgos B.

“*** GUARDA HILOS: Persona encargada de la revisión de los cables de Telégrafos.”

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: